L.A.: Existe por el agua

En pocas palabras: el agua es el alma del condado de L.A. En tan sólo 100 años, este pequeño pueblo en un rincón seco de California floreció para volverse una vibrante confluencia cultural y económica donde gente de toda condición social viene a trabajar, jugar y prosperar. No hay otro lugar como éste. Y todo esto gracias al agua.

Tras cada gota hay una historia. Sin embargo, este increíble sistema que recoge, protege y distribuye nuestra agua y hace que este lugar sea una realidad, existe más que nada bajo tierra y lejos de nuestras mentes. La mayoría de los 10 millones de personas que viven en el Condado de L.A. saben muy poco sobre lo que implica tener un vaso de agua o asegurar que el agua producida por las lluvias esté limpia antes de que llegue a nuestros ríos, lagos, arroyos y océano.

La región está entrando en una nueva etapa en su relación con el agua. El cambio climático ha intensificado los ciclos de sequía, inundaciones e incendios. Dos tercios de nuestra agua se importan de fuentes cada vez más lejanas. Según vamos creciendo, también crecen las amenazas a nuestros preciosos recursos de agua y ecosistemas naturales: el lugar que llamamos hogar.


La gente creó este lugar. Unidos, podemos asegurar su futuro.

El futuro del Condado de L.A. depende de que la gente sepa más sobre el agua como recurso y que entienda cómo algunas simples acciones personales impactan las complejas redes que conforman nuestro sistema de agua. Temas como el agua reciclada, la prevención de inundaciones, la contaminación del agua y la conservación en general, son importantes y deben ser tan comunes como hablar sobre el último juego de los Dodgers.

La verdad es que ya no podemos ignorar de dónde viene nuestra agua. Se requirió un gran esfuerzo para hacer crecer esta increíble metrópoli de nuestro árido suelo. Logramos hacerlo, pero ahora enfrentamos nuevas amenazas a la sostenibilidad y el éxito de Los Ángeles.


Agua Para L.A.

Agua Para L.A. es un programa para transformar la manera de pensar de los residentes del condado de L.A., para que pasen de ser consumidores pasivos de agua a volverse defensores de nuestras fuentes de agua y estén capacitados, informados y dedicados a la sostenibilidad y la salud para todos.

Como un recurso confiable sobre todo lo relacionado con el agua, Agua Para L.A. lidera campañas que educan al público y fomentan un comportamiento más sostenible para ayudar a asegurar el futuro de la región.

Agua Para L.A. imagina un condado de Los Ángeles donde los residentes entienden y cultivan su relación con el agua, saben de dónde proviene, entienden su conexión con los ríos y lagos, y cómo sus acciones impactan a sus vecinos, su región, su océano y el planeta.

¿Dónde más podemos construir una comunidad de defensores del agua? Como dice el refrán: “sólo en L.A.”.