¿Qué es una cuenca hidrográfica?

¿Y por qué son importantes?

Una cuenca hidrográfica es un área de tierra que drena todos los arroyos y el agua de las lluvias hacia un desaguadero común, como un lago, un río o un océano. El agua cae como lluvia o nieve, y luego fluye cuesta abajo para formar arroyos y ríos, y finalmente drena hacia abajo a través de la cuenca hacia un cuerpo de agua. La descripción de este proceso natural lleva a que las cuencas sean equivocadamente llamadas "cuencas de drenaje", pero las cuencas hidrográficas incluyen más que sólo agua: también contienen a las personas, animales y plantas que viven y crecen dentro del sistema.

En general, una cuenca hidrográfica se refiere al lugar de donde proviene el agua antes de que llegue al destino donde se encuentra, ya sea la playa o el grifo de su cocina. Dada la naturaleza interconectada de los sistemas de agua, la escala percibida de las cuencas puede variar mucho. Por ejemplo, el condado de L.A. contiene algunas de las principales cuencas hidrográficas locales, como la de la bahía de Santa Mónica, en el lado oeste del condado de L.A.. Pero en su fuente, muchas cuencas locales dependen del agua de lugares lejanos más allá de las fronteras políticas. Dado que las cuencas son de donde viene el agua, ¡hasta las Montañas de la Sierra son una cuenca para el Condado de L.A.! La salud de ese sistema de agua –que aparenta estar muy lejos– impacta la disponibilidad de agua para los residentes locales en el condado de L.A.

¿Por qué son importantes las cuencas hidrográficas? Porque sin agua, no hubiera vida. El agua es la parte más fundamental de cualquier ecosistema. Entonces, todo dentro de las cuencas hidrográficas está interconectado. Lo que pasa río arriba, cerca de la fuente de agua de una cuenca, afecta lo que pasa río abajo y a lo largo de toda la cuenca.

Principales Cuencas Hidrográficas

La cuenca del río Los Angeles tiene un área de 834 millas cuadradas, que va desde las montañas de Santa Mónica, Santa Susana, y San Gabriel, al norte de Los Angeles, hasta desembocar hacia el sur en el puerto de Los Angeles en Long Beach. El territorio de tal cuenca está destinada a muchos usos distintos, con cientos de kilómetros de bosques y espacios abiertos, cientos de miles de hogares, calles, autopistas, fábricas, granjas, y edificios de apartamentos.

Esta cuenca hidrográfica en la parte oriental del condado de L.A. tiene una extensión de 640 millas cuadradas, que se extiende desde las montañas de San Gabriel hasta el río, donde luego fluye hacia el sur hasta la bahía de Alamitos.

Esta cuenca de 133 millas cuadradas en la parte sur del condado de L.A. incluye las ciudades de Inglewood, Hawthorne, Gardena y Torrance. Cerca de un millón de personas viven en esta cuenca hidrográfica, que también alberga muchas fábricas y empresas.

El río Santa Clara, uno de los únicos sistemas fluviales naturales del sur de California, se origina en las montañas de San Gabriel, cerca del pueblo de Acton, y fluye hacia el oeste, cruzando hacia el condado de Ventura antes de desembocar en el Océano Pacífico entre las ciudades de Ventura y Oxnard. La cuenca de 1,030 millas cuadradas se encuentra principalmente en el condado de L.A., con porciones que se extienden hasta los condados vecinos de Ventura y Kern.

Esta extensa cuenca de 3,226 millas cuadradas, de las cuales aproximadamente un tercio se encuentra en el condado de L.A. (el resto está en el condado de Kern), es única en el sentido de que no desemboca en el Océano Pacífico. Más bien, el agua que se origina en numerosos arroyos de las montañas de arriba fluye a través del valle y se estanca en lagos secos. La mayor parte de su territorio sigue sin urbanizar.

Desde Malibú en el norte hasta Rancho Palos Verdes en el sur, la Cuenca de la Bahía de Santa Mónica se extiende por 55 millas de costa. Esta cuenca de 385 millas cuadradas es el hogar de una vibrante combinación de espacio natural sin desarrollar y centros urbanos.

Principales Cuencas Hidrográficas

La cuenca del río Los Angeles tiene un área de 834 millas cuadradas, que va desde las montañas de Santa Mónica, Santa Susana, y San Gabriel, al norte de Los Angeles, hasta desembocar hacia el sur en el puerto de Los Angeles en Long Beach. El territorio de tal cuenca está destinada a muchos usos distintos, con cientos de kilómetros de bosques y espacios abiertos, cientos de miles de hogares, calles, autopistas, fábricas, granjas, y edificios de apartamentos.

Esta cuenca hidrográfica en la parte oriental del condado de L.A. tiene una extensión de 640 millas cuadradas, que se extiende desde las montañas de San Gabriel hasta el río, donde luego fluye hacia el sur hasta la bahía de Alamitos.

Esta cuenca de 133 millas cuadradas en la parte sur del condado de L.A. incluye las ciudades de Inglewood, Hawthorne, Gardena y Torrance. Cerca de un millón de personas viven en esta cuenca hidrográfica, que también alberga muchas fábricas y empresas.

El río Santa Clara, uno de los únicos sistemas fluviales naturales del sur de California, se origina en las montañas de San Gabriel, cerca del pueblo de Acton, y fluye hacia el oeste, cruzando hacia el condado de Ventura antes de desembocar en el Océano Pacífico entre las ciudades de Ventura y Oxnard. La cuenca de 1,030 millas cuadradas se encuentra principalmente en el condado de L.A., con porciones que se extienden hasta los condados vecinos de Ventura y Kern.

Esta extensa cuenca de 3,226 millas cuadradas, de las cuales aproximadamente un tercio se encuentra en el condado de L.A. (el resto está en el condado de Kern), es única en el sentido de que no desemboca en el Océano Pacífico. Más bien, el agua que se origina en numerosos arroyos de las montañas de arriba fluye a través del valle y se estanca en lagos secos. La mayor parte de su territorio sigue sin urbanizar.

Desde Malibú en el norte hasta Rancho Palos Verdes en el sur, la Cuenca de la Bahía de Santa Mónica se extiende por 55 millas de costa. Esta cuenca de 385 millas cuadradas es el hogar de una vibrante combinación de espacio natural sin desarrollar y centros urbanos.