Ríos, Lagos, Arroyos, Bahías y Playas

Se Necesita Mucha Agua Para Mantener el Condado de LA en Marcha

El agua limpia es esencial para nuestra salud y bienestar, y la forma en que manejamos el agua que proviene de las lluvias y prevenimos la contaminación es crítica para reponer las fuentes de nuestro suministro de agua. Si queremos tener y mantener agua de alta calidad y maximizar nuestro suministro de agua en el condado de L.A., tenemos que mantener las aguas que producen las lluvias (que están sucias e incluso tóxicas) fuera de nuestros arroyos, ríos, lagos y océanos.

California tiene leyes estrictas gracias a la Ley Federal de Agua Limpia que ayuda a determinar la calidad del agua, y las agencias locales trabajan arduamente para cumplir con estas normas. Pero en realidad, todos tenemos un papel que desempeñar para garantizar la salud y la seguridad del agua del condado de L.A. para la vida silvestre, los ecosistemas, las playas y las generaciones futuras.

Drenaje de Tormenta en el Condado de LA

Cuando llueve, se... Contamina?

El agua que proviene de las lluvias, en sí, que es el agua que drena un área de tierra después de que ha llovido, tiene un tremendo potencial para reforzar nuestro suministro de agua local. Desafortunadamente, cuando llueve en el condado de L.A., las aguas que produce la lluvia recogen todo tipo de contaminantes a su paso: bacterias, metales, productos químicos, basura, y todo lo que dejamos en las calles, al deslizarse por superficies como techos, céspedes y estacionamientos. El agua sucia que proviene de las lluvias fluye por todas las calles, a través de las alcantarillas para desaguar las calles y llega eventualmente a nuestras vías fluviales, resultando en el frecuente cierre de playas públicas durante varios días después de que llueve para proteger al público de las aguas contaminadas.

Terreno Abierto en Santa Fe, 2012

El Poder Limpiador de la Tierra

La contaminación del agua que proviene de las lluvias es un problema moderno. Antes de que el condado de L.A. se convirtiera en la jungla de concreto que es hoy en día, tenía una abundancia de terrenos sin desarrollar, lo que significaba muchos lugares para que el agua que proviene de las lluvias se absorbiera en la tierra. Y cuando se trata de agua, el suelo actúa como un filtro natural para el agua al ser absorbida en el suelo. Esta agua filtrada naturalmente gotea a través de la tierra para llenar los acuíferos subterráneos, creando algo que nos conviene a todos: agua abundante y limpia.

Pero a medida que el condado se fue urbanizando durante el siglo pasado, el desarrollo exagerado, el pavimento y el concreto, han dejado menos suelo sin desarrollar para que se pueda filtrar el agua, la cual termina en los acuíferos subterráneos. Esto nos llevó al actual problema que tenemos con el agua que producen las lluvias. Si el agua de lluvia no puede ser absorbida por el suelo, se contamina al deslizarse por las superficies urbanas y luego sobrecarga nuestras vías fluviales locales –tales como los ríos Los Angeles y San Gabriel– con agua sucia.

Don Bartletti (LA Times Junio 25, 2015)

Una Solución Miles de Millas de Larga

Una extensa red de tuberías y canales en todo el condado de Los Ángeles ayudan a resolver los problemas actuales de aguas pluviales reduciendo el riesgo de inundación cuando llueve, capturando las aguas pluviales y limpiándolas antes de que entren en nuestras vías fluviales.

Operado por el Condado de Obras Públicas de Los Ángeles desde 1985, el Distrito de Control de Inundaciones de Los Ángeles (Distrito) administra más de 2,800 millas de drenajes subterráneos para el agua de lluvias, 14 presas importantes y 500 millas de canales abiertos. Dentro del condado, muchas ciudades ayudan a administrar los sistemas locales de drenaje del agua que producen las lluvias, capturan y limpian el agua en los terrenos que se extienden, y encabezan otros proyectos de calidad del agua. Además, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos opera cinco presas en el condado de L.A. Juntos, estos esfuerzos no sólo mejoran la belleza y la limpieza de nuestros ríos, arroyos y océanos, sino que también protegen nuestra salud y seguridad.

Sendero para Caminatas en el Condado de LA (Los Angeles Department of Public Works)

Un Momento de Cuenca

Las agencias locales, tanto a nivel de la ciudad como del condado, trabajan juntas para administrar la calidad del agua dentro de las seis principales cuencas hidrográficas del condado de L.A. Este enfoque de colaboración mejora la calidad de las vías fluviales locales, como los ríos San Gabriel y Los Ángeles, y asegura que el agua de lluvia pueda ser capturada, limpiada y utilizada como parte de nuestro suministro local de agua.

Varios proyectos y programas están trabajando para hacer realidad esta visión colectiva de la calidad del agua. Es posible que ya hayas visto algunas de ellas: el barrido de las calles mantiene despejados los desagües hacia las alcantarillas, mientras que los corredores de las carreteras con superficies permeables (¡como los parques y los espacios abiertos!) permiten el paso del agua. Otros proyectos en ejecución incluyen programas de calles verdes, parques de humedales e instalaciones de retención de agua subterránea.

CÓMO TU PUEDES AYUDAR

Otra parte de la solución eres tú. Mantener limpias nuestras playas y vías fluviales es responsabilidad de todos. Aquí hay algunas maneras de ayudar:

Recógelo
Recógelo

Ya sea una colilla de cigarrillo, una bolsa de plástico o los residuos que deja tu perro, ni la calle ni las alcantarillas son el lugar para ellos.

No Riegues tus Pesticidas

Si tienes que usar pesticidas, fertilizantes u otros productos químicos en tu jardín, escoge opciones que no sean peligrosas y usa sólo lo suficiente. No los apliques justo antes de que llueva, y asegúrate de no echar demasiada agua después de la aplicación, pues no sólo perderá la mayor parte del efecto a medida que se diluye, sino que también dañará el medio ambiente.

Mantén los Fluidos de Autos Fuera de las Calles

Cuando estés trabajando en tu auto, no dejes que el aceite de motor o el agua aceitosa se derrame en la calle y por los desagües de alcantarillado.

No Pintes la Ciudad

Lavar las brochas de pintura, o tirar pintura sin usar, aceite de motor u otros líquidos tóxicos por la canaleta que va a la alcantarilla hará que todo termine en nuestros ríos, arroyos y océanos.

Composta, Reusa, Recicla

Solo porque sea material orgánico no significa que debas dejarlo en cualquier lado. Reutiliza o recicla tu césped, hojas, ramas de árboles y otros desechos verdes para hacer abono orgánico, de modo que no termine obstruyendo los desagües de alcantarillas y no inunde tu vecindario. ¿Buscas consejos sobre cómo usar los residuos verdes? Mira este guía.

No Obstruyas las Obras

Las alcantarillas no atraparán el agua de las lluvias si están obstruidas. Mantén los desagües de alcantarillas despejados y, si ves desagües obstruidos, llama a las autoridades para que los arreglen. Esto resultará en que tu calle no se inunde y se mantenga el suministro de agua.

Piscinas Deben Mantener Sus Productos Químicos a Sí Mismos

Mantén el agua y los productos químicos que usas en la piscina, como la lejía, sólo en la piscina. Si se salpican, terminarán en la mezcla tóxica que contamina las aguas producidas por las lluvias.

Di No al Plástico

Ya sea una botella de agua o un envase de alimentos, el plástico desechable muchas veces termina en nuestros desagües de alcantarillas y eventualmente en nuestras vías fluviales. Usa materiales reutilizables que reducirán el desperdicio, protegerán nuestra agua y te ahorrarán dinero.